Audi se encuentra en pleno proceso de conquista del segmento de los SUV de estilo coupé. Desde el lanzamiento del Q8 no hemos dejado de ver nuevos modelos de la marca con esta silueta. El Audi Q5 Sportback se une a esta tendencia, con las cualidades de un SUV de toda la vida, pero con una propuesta más atlética para encajar en esta nueva categoría de moda.

Que el diseño sea uno de los principales factores de compra entre los SUV explica por qué hemos visto tantos modelos con esta silueta recientemente, y cómo es que Audi planea que uno de cada tres Q5 vendidos correspondan a la versión Sportback. Su idea no suena ambiciosa sabiendo que el Q3 Sportback sí ha logrado llevarse una buena rebanada de las ventas.

Las diferencias en diseño respecto al Q5 tradicional se encuentran en puntos estratégicos para conseguir una apariencia más agresiva. A simple vista encontraremos un diseño de parrilla con acabado tipo panal y un techo que comienza a desvanecerse hacia el medallón desde el poste B. La cintura se eleva y crea rasgos tensos en su intersección con la trasera, cuyo parachoques adopta una buena superficie de plástico negro para incrementar la percepción de altura y mantener las líneas tensas.

Al igual que el Q5, el Q5 Sportback también contará con calaveras OLED de múltiples animaciones para comunicarse con otros conductores. Por ejemplo, si otro vehículo se acerca demasiado a un Q5 detenido, las luces se encenderán para alertar al otro conductor. Su diseño también varía según la configuración seleccionada por el conductor o el modo de manejo elegido.

Motores TDI, TFSI e híbridos de hasta 362 hp

Mecánicamente hay pocos cambios respecto al Q5. La diferencia más importante varía de mercado en mercado; en Europa, por ejemplo, el Q5 Sportback incluirá de serie el tren de rodaje deportivo. Entre las opciones encontraremos amortiguación variable y suspensión neumática con ajuste de altura, que se reduce automáticamente a alta velocidad o se eleva 45 mm al pasar a modo todoterreno. Hay un botón en la cajuela para bajar la suspensión hasta 55 mm con el fin de facilitar la carga de objetos pesados.

Las configuraciones mecánicas también variarán de mercado a mercado. Audi pone sobre la mesa tres motores a diesel (TDI), dos a gasolina (TFSI) y un par de variantes híbridas enchufables:

  • Q5 Sportback 35 TDI: diesel de 2.0 litros de 160 hp y 280 lb-pie
  • Q5 Sportback 40 TDI: diesel de 2.0 litros de 201 hp y 295 lb-pie
  • Q5 Sportback 50 TDI: diesel de 3.0 litros de 281 hp y 457 lb-pie
  • Q5 Sportback 40 TFSI: gasolina de 2.0 litros de 201 hp y 236 lb-pie
  • Q5 Sportback 45 TFSI: gasolina de 2.0 litros de 261 hp y 272 lb-pie
  • Q5 Sportback TFSI e (PHEV): gasolina + eléctrico de 295 hp
  • Q5 Sportback TFSI e (PHEV): gasolina + eléctrico de 362 hp

Los motores de cuatro cilindros emplean una transmisión S-Tronic de siete velocidades y sistema microhíbrido de 12 V, mientras los de seis cilindros apuestan por un cambio Tiptronic de ocho velocidades y sistema de 48 V. Sólo la versión TDI más accesible llevará tracción delantera; el resto optarán por la tracción integral Quattro. Los motores de seis cilindros suman un diferencial central Torsen.

Una cabina más tecnológica

En lo que respecta a interiores, el Audi Q5 Sportback se beneficia de la actualización del Q5, con lo que se introdujo el sistema de infotenimiento MIB 3 con pantalla de 10.1″ capaz de reconocer texto y comandos de voz naturales. También encontraremos un nuevo cuadro de instrumentos digital de 12.3″, navegación con puntos de interés y conexión con Google Earth.

En lo referente a equipamiento, el Q5 Sportback puede incluir sonido Bang & Olufsen 3D, memorias para infotenimiento, asientos, espejos y volante con reconocimiento por llave o vinculación con el teléfono, rines de 18″ a 21″, portón trasero eléctrico, alerta de colisión frontal, freno autónomo de emergencia, monitor de punto ciego, asistente de mantenimiento de carril y control de velocidad crucero adaptativo.

De acuerdo con Audi, la caída estilo coupé apenas afecta el espacio interior del Q5 Sportback, con entre uno y dos centímetros menos de lugar para cabeza en la banca trasera. El espacio para piernas y hombros es idéntico, y la cajuela ofrece espacio para 510 litros de equipaje.